La Educación Secundaria Obligatoria marca el final de la educación básica y es, por tanto, una etapa con valor terminal claro; pero, al mismo tiempo, es también una etapa con un valor preparatorio a la educación postobligatoria en las en las adecuadas condiciones.

En el transcurso de la Educación Secundaria Obligatoria se establece una progresiva diferenciación de los contenidos curriculares con el fin de lograr una satisfacción adecuada de los distintos, intereses, motivaciones y capacidades de los alumnos.

Es en 4º ESO dónde el alumnado va realizando una serie de elecciones que configuran el itinerario a cursar. Estas opciones se llevan a cabo de tal manera que se garantiza el acceso de todos los alumnos a la formación básica y que, al término de la etapa, éstos puedan acceder a las distintas modalidades formativas de la Educación Secundaria Postobligatoria. 

Al inicio de la etapa se puede elegir cursar enseñanza bilingüe, la enseñanza de la lengua inglesa en nuestro centro tiene como principal objetivo mejorar la competencia comunicativa en inglés de nuestros alumnos, preparándolos para una sociedad multilingüe y multicultural. Para conseguir dicho objetivo, aumentamos el número de sesiones en las que nuestros alumnos utilizan la lengua inglesa como medio de comunicación, y adaptamos nuestro currículo para que lo utilicen como lengua vehicular en el aprendizaje de contenidos de otras áreas. Como un valor añadido, tenemos auxiliares de conversación nativos que favorecen la pronunciación del idioma inglés con mejor ritmo, acentuación y entonación y la utilización de modismos propios de los diferentes países anglófonos.